12 de marzo de 2009

CRÍMENES LITERARIOS: Bajo la influencia (avance)



...Juana se despertó con el cuerpo en calma, pero descubriendo rápidamente, con el terror en las manos, que su cabellera había crecido por la noche, escapando por la ventana de su habitación...


Aún estoy devorando con pasión este estupendo libro y preparando su próxima reseña, pero no quería dejar pasar más tiempo sin ofrecerles un adelanto en forma de alguna de sus ilustraciones (¡sí!, además de bueno, es un libro ILUSTRADO) y de algún fragmento. Si quieren leer uno de los cuentos completos (¡sí!, es un libro de RELATOS) lo pueden hacer aquí o aquí y si confían a ciegas en mi palabra y desean comprarlo, por internet se lo pueden pillar aquí y aquí y muy pronto también en Fnacs, Casas del Libro y librerías especializadas (su auténtico hogar).

Su autor, Daniel Miñano Valero (también conocido como Terry William), y su ilustradora Silvia Cuello, son dos vecinos ilustres de esta casa. Más aún, son dos de esas personas creativas que uno desea tener cerca el mayor tiempo posible, para poder empaparse un poquito de su genio. Para mí será un placer ver como el mundo les descubre, y desde este ático no dejaré pasar la oportunidad de poder aportar mi granito de arena en este empeño. Sí, son grandes amigos, no obstante mi reseña tratará de ser lo más imparcial posible (si es que eso existe). Mientras tanto vayan abriendo boca con este adelanto y luego me cuentan que les sugiere. ¡Espero comentarios!




...de las aguas de la orilla contraria nacía una mujer desnuda, cubierta por una venda de seda azul que cerraba sus ojos.




Se vestía de mujer y se sentaba en el diminuto taburete de los enanos, apoyado en el hierro frío, hablando y riendo sin pausa; como nunca antes, ninguno de los dos, había hablado o reído.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por las palabras!

Terry William

J.E. Alamo dijo...

No dudaba de la calidad del libro (que por cierto, aun no han recibido en la FNAC de Valencia), pero no conocía las ilustraciones. Mis más sinceras felcitaciones a Silvia, sus dibujos son magníficos.
¡Ah! ¿Qué hay, Terry? Un saludete

El Guardián dijo...

Supongo que el autor ya se veía venir las pesadillas de la distribución. El cáncer cultural de nuestros días.

Por otro lado, le pasaré tus felicitaciones a Silvia cuando la vea. Seguro que le hacen ilusión.